Bragas moldeadoras

Braguitas moldeadoras

Una silueta perfecta

Mujer
Filtrar por:

Glamour, estilo y confort, todo en tu ropa interior

¿Te gustaría lucir con gracia tus vestidos de cóctel? No esperes más y elige una faja reductora o de compresión ligera. Con ellas tendrás una silueta de ensueño ya que te garantizan un máximo confort y una figura estilizada. Por ejemplo, el modelo culotte es ideal para moldear las caderas y reducir los glúteos, al mismo tiempo que resalta los muslos. La braga con efecto vientre plano, afinará el contorno de tu cadera y te permitirá deslizarte sin problemas al interior de una ropa súper ajustada como por ejemplo un vestido entallado o una falda pegada. Las fajas reductoras estilzarán cómodamente tu figura en todo momento. Por el contrario, si deseas usar unos pantalones de tubo, elige sin pensarlo el modelo de faja pantalón, ya que recubre todo el vientre y llega hasta la parte alta de la rodilla. El efecto moldeador está garantizado y te sentirás cómoda en todo momento.

¡Discreción impecable!

Las fajas reductoras a menudo tienen tonos parecidos al color natural de la piel para que sean invisibles bajo la ropa. Así, tendrás la opción de elegir entre el beige, el negro y el blanco. Las bragas reductoras o con efecto vientre plano en encaje, son una pieza de lencería imprescindible, ¡una obligación dentro de tu armario! Deben su éxito a su poder reductor y adelgazante, que ayuda a realzar la silueta en una ropa entallada. La faja con efecto adelgazante es muy discreta. Se distingue por su talle alto, que aplana el vientre, y su tela reforzada que moldea el cuerpo. ¿Qué beneficios ofrece? Te asegura una sujeción óptima mientras deja respirar a tu piel a lo largo del día. La faja también es perfecta para las mujeres jóvenes que desean conservar el vientre plano después del embarazo. Por supuesto, las fajas reductoras están disponibles en diferentes tallas para ofrecer a todas las mujeres su principal beneficio: resaltar las curvas armoniosamente, tanto si están usando ropa formal, unos vaqueros casuales o incluso un vestido de noche.